viernes, 24 de marzo de 2017

Mallorca es el paraíso si pretendes ver mujeres desnudas

La primavera ha llegado, y aunque hoy en Mallorca no hace precisamente un tiempo benigno, pues nos azota una borrasca y una ola de frío polar, no hay que perder de vista la fecha, pues pronto podremos disfrutar del buen clima que nos caracteriza, por mucho que ahora eso nos parezca improbable. Pero nosotros, los isleños, sabemos que una mañana nos levantaremos y el buen tiempo e incluso el calor nos darán de golpe en la cara, y podremos decir que la época estival está a la vuelta de la esquina.

Sí amigos, para eso no falta tanto como parece, y yo ya estoy impaciente por ver llenarse nuestras playas de gente con ganas de baño, luciendo bikinis y bañadores a la última moda, y conociendo turistas que viene con ganas de comerse todo lo que haya por aquí para comerse (no sé si se han percatado que ellos también constituyen un manjar para nosotros). Y si yo estoy impaciente, no podéis imaginaros lo que es en el caso de mis amigos hombres: a un paso de comerse todas las uñas.


Y es que la unión de verano y Mallorca en la misma frase, da como suma toda una legión de mujeres desnudas que se dejan ver gratis y sin complejos en cualquier playa que se precie, y no por fuerza tiene que ser nudista; aunque claro, en estas últimas el espectáculo está garantizado. Pero a poco que te fijes, en cualquiera de nuestras playas puedes disfrutar como mínimo de chicas haciendo topless, eso si no te topas con alguna que otra más osada y te regala la vista de otras partes de su cuerpo más íntimas, y teniendo en cuenta que ya sólo llevan la parte de abajo del bikini, ya imaginareis por dónde van los tiros.

Dentro de poco mis amigos insistirán en que vayamos de marcha a la playa, aprovechando que los chiringuitos abrirán hasta altas hora de la noche y que gran parte de la fiesta nocturna se trasladará allí. Al principio, me excitaba y me sorprendía a partes iguales la especie de frenesí pornográfico que les entraba a los habitantes de Mallorca en estas fechas, cuando más de una vez presenciamos cómo chicas follando emergían entre las sombras y los matojos que crecían en la arena; unas chicas que en principio creíamos recatadas y tímidas, pero que se desmelenaban en cuanto pisaban la playa. Ahora ya puedo entenderlo perfectamente, más aún cuando alguna que otra vez he sido una de esas chicas, jeje.

En Mallorca lo difícil es no ver una mujer desnuda, y lo digo sin ningún asomo de crítica. Ni las de aquí somos falsamente púdicas, ni las que vienen tienen ningún deseo de serlo, ya que vienen a disfrutar y a realizar todo lo que no pueden o no se atreven en su país. Y eso también se aplica a las peninsulares, que piensan que vienen a otro mundo cuando se presentan en Mallorca y se sueltan el pelo de una manera increíble; luego suelen aparecer en vídeos amateur online pululando por internet, y se arrepientes de haberse comportado así, pero entonces ya no tiene remedio. Pero claro, nada de eso molesta a los hombres, ni a los de aquí, ni a los de otros lados.

Es más, yo diría que el boca a boca está funcionando muy bien, y que los tíos tienen claro que venir a veranear a Mallorca es irte con el hermoso recuerdo de haber visto muchas mujeres desnudas, jovencitas o ya no tanto, lo mismo da, y que son muchos los que quieren probar esta experiencia. Yo por supuesto los animo a que lo hagan, puesto que tengo claro que sólo me verá desnuda aquél a quien yo elija... y por supuesto también él acabará como  su madre lo trajo al mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario